jueves, 11 de noviembre de 2010

Escritura libre después de una interminable jornada de trabajo. Ring-Ring teléfonos Ring-Ring

Los teléfonos me aprietan los oídos. Interrumpen el pensamiento abstracto.
Metódica, clásica, conceptual.
Costumbrista, empoderada, clasificada.
Tomos, tijeras, gráficos, señales. Los lugares del mundo donde no existen los espejos y el viento recorre las dos orillas y nos recuerda el otro lado de las cosas.
Me pronuncio, te reclamo, me descalifico. Lástima de todos tus sentidos.
Obviamente vencida, anarcofabulista, el trapecio y la rueda.
Equilibrio vertido.
Vértigo.
Movimientos en escala. De los pies a la boca todo es un abismo.
Burocracia interna. Los besos de verdad se dan en la boca amigo




Hauschka. Rode Null

2 comentarios:

Elena Lechuga dijo...

Los besos de verdad...
No sabes cómo me ha llegado. Si es que estoy sensiblona; la marcha en jueves no es güena. ¿Tú sabes dónde los venden?

Lara dijo...

Joder, Lib.

Grande.