martes, 9 de junio de 2009

Océanos mares



Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Estamos tan lejos de la playa.
La casa está tan vacía.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Mañana podría ser un día cualquiera.
Hoy es un día de esos de llanto y espejos.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Nos consumiremos dentro de un vaso.
La tierra está empapada, el cielo sangra nubes en guerra.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Nos olvidaremos de aquél diluvio.
Conseguiremos al menos el mapa de esos cuerpos, que nunca fueron nuestros.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Prolongaremos esos sonidos nuestros, y
Tu risa me despertará mañana, y luego ya tan tarde una cafetera crispándose a fuego.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.
Tenemos que decidirnos,
es demasiado tarde todavía.
Ahí fuera llueve a océanos.
Aquí dentro huele a mares.



ultimamente creo que lo que escribo se parece demasiado a lo que os robo a dirario
quizás una y otra cosa lleguen un día a ser lo mismo

2 comentarios:

littledance dijo...

;)

eilk dijo...

supongo que tienes el mismo vicio -quizá animal- que yo respecto a la literatura: no puedes evitar copiar involuntariamente todo lo que te llega de alguna manera y plasmarlo en tus escritos :)



(alguna frase de aquí me recordó a Chaouen, por cierto)


y qué te pareció el concierto de zahara?